Palabras para Carilda Oliver Labra

De noche. Noche espléndida.

Estábamos en la terraza de un café, bajo el cielo de Matanzas. Había música. Sobre un estrado, una pequeña orquesta tocaba. Escritores extranjeros y algunos cubanos visitábamos la ciudad. Algunos bailaban, otros sentados conversaban, tomando un ron o un daiquiry. Soplaba el aire de fines de febrero. Yo no la conocía, nunca antes en persona la vi. Vestida con traje oscuro, esa noche la veía bailar.

Pese a tanto tiempo transcurrido, lo recuerdo. Como si la viera de nuevo moverse con gracia, echar la rubia cabeza hacia atrás, bailando en brazos del escritor Jaime Sarusky. El recuerdo voluntariamente agrega el verde de sus ojos. Tenía ya publicados dos o tres libros, que le dieron cierto renombre popular. Apenas la había leído. Conocía poco de sus poemas. Más de sus aventuras eróticas, aventuras y rumores. Bastaba pronunciar su nombre, musical y raro, Carilda Oliver Labra, para que la gente, exaltada, repitiera leyendas, inventara erotismos o dijera a medias alguna verdad.

Terminó de sonar aquel bolero, deteniéndose se separaron y se soltaron las manos. Fue un minuto oportuno. Me levanté de un salto de mi puesto de observación y avancé con rapidez. “Jaime, preséntame”. La veo mirarme, sonreír, tenderme la mano. Regresó la música y la invité a bailar un lento bolero que hablaba de un amor fatal.

Así empezó nuestra amistad, que duraría hasta su muerte. A los dos nos gustaba la noche. Éramos un par de noctámbulos en una ocasión propicia. Después, cuando comencé a leerla, encontré en su escritura la mención de la noche una y otra vez, de una noche enemiga, de una noche amistosa, la propicia y la atormentadora. Durante aquella que nos había propiciado encontrarnos, nos sentamos a conversar. Esta conversación no terminó, ninguna, a partir de su aparición, terminaría: quedaban pendientes, en el aire, en espera de reanudarse. Algo nos faltaba, un episodio de nuestras vidas por contar, un autor que citar, un poema que decirnos.

Regresé a La Habana y volví a Matanzas, múltiples veces volví. Iba en auto de alquiler colectivo. Ella fue a La Habana numerosas veces, del mismo modo o en guagua o como invitada oficial a un acto de cultura. Durante aquel primer encuentro nos dijimos donde vivíamos, el nombre de la calle, el número de la casa, lo distante que estaríamos a partir de esa noche inesperada, ella en una ciudad y yo en otra. Pero algo sirvió para comunicarnos, para oír de nuevo nuestras voces, la de Carilda matizada de entonaciones, salidas humorísticas o tristes. Ese algo fue el número de nuestros teléfonos.

No podría decir cuántas veces nos citamos por teléfono. Cuántas veces, siempre de noche, estuve en su casa. Cuántas caminé la Calzada de Tirry o un auto me llevó al número 81. Cuántas toqué en su puerta.

Como es costumbre, la primera vez que llegué, la casa o más bien la antigua mansión de los Oliver Labra, construcción de fines del 19, me sorprendió. Gran puerta claveteada, de doble hoja, grandes ventanas enrejadas, tres o tal vez cuatro, integraban la extensa fachada, de alto puntal.

Ella abrió una puerta pequeña, empotrada en la grande. Anduvimos por el zaguán, al que daba primero la sala, siempre y completamente cerrada, desde la partida y la muerte de sus padres, y terminaba después en la saleta, el lugar donde le gustaba a Carilda Oliver recibir sus visitas.

Su colección de gatos la acompañaba escondiéndose del desconocido, la primera vez tras los muebles, y luego, dejándose ver un poco, cuidadosos, asomando la cabeza de ojos pendencieros, y más tarde, tras la continuidad de mis visitas, saliendo con el ama a saludar al visitante.

Se subían a los sillones vacíos de la saleta, dormitaban o parecían escucharnos. Con las horas supe sus nombres, enfermedades, sus gustos, por qué le faltaba a uno un pedazo de oreja, por qué el otro era sordo o había nacido ciego. Conocí a Mini, grande, jaspeado, gato montés. Cuando leí las páginas que Carilda le dedicó, entre las mejores que escribiera en prosa, conocía de antemano a quien se referían: estaba frente a mí y nos mirábamos fijo.

En la saleta había una mesa de comedor, de madera pulimentada con un largo mantel blanco. Algunas noches comimos en esa mesa. Aprendió a cocinar ya casada con Hugo Ania Mercier. Sobre él, después de su muerte, escribiría algunos poemas, tres sonetos que admiro y casi me sé de memoria. Salíamos al largo patio, al que daban todas las piezas de la casa, pleno de jazmines, galanes de noche, sembrados en macetas, cuidados y florecidos. Ella me daba sus nombres, los mencionaba, se acercaba a olerlos y a acariciarlos. Los gatos iban detrás, dando saltos, corriendo. Comían sobre las losas, comían, guerreaban. La noche es la hora elegida en que maúllan y hacen el amor.

Durante estas visitas de implacables conversaciones, opiniones literarias, recuerdos y aventuras pasadas, confidencias acerca del modo en que escribíamos, durante ellas nos fuimos dando nuestros libros con tiernas y admirativas dedicatorias.

Duraban hasta las once o el inicio de la madrugada, cuando salíamos a la acera, frente a su casa, en busca de un auto que me devolviera a La Habana.

Pasados dos o tres días sonaba el teléfono. Siempre a las once de la noche. “Es Carilda”, me decía su voz, y reanudábamos el diálogo que la partida nos había interrumpido. Hablábamos una o dos horas. Nuestra vida pasaba por el hilo telefónico. Más que en su casa, entre el olor de las plantas del patio y el maullido de algún gato, le preguntaba sobre su vida con mayor intimidad e insistencia que en su propia saleta. Ella hacía lo mismo con la mía.

En una de esas llamadas, el teléfono parecía propiciar otras confidencias, me dijo que quería mandarme, siempre que antes me comprometiera a decirle con entera franqueza cuanto pensaba, una recopilación de sus cuentos. “¿Cuentos? ¿Tú escribes cuentos?”, exclamé estupefacto, y firmé verbalmente el compromiso.

A los pocos días llegaron por correo electrónico.

Quedaba roto uno de sus secretos, guardado a lo largo de cuarenta años. El primero estaba fechado en 1948. Eran ocho en total. Varias noches mi teléfono dejó de sonar. La poeta desplegaba su astucia: me daba tiempo de lectura.

Mantuve encendida la computadora. Debieron pasar tres días, más exactamente, tres noches. No sólo era nuestro hábito conversar, leíamos, escribíamos, trabajábamos en las horas propicias de la noche, hasta entrada la madrugada. La máquina marcaba ochenta páginas. Lo que sumaría el original.

Cuando terminé de leer y sugerirle pequeñas correcciones, como ella me había pedido que hiciera, fui yo entonces quien la llamé. Eran las once y diez cuando terminé de darle mi opinión. Carilda la había escuchado en el mayor de los silencios. “Sin tu ayuda no me atrevería a mostrar a nadie esos cuentos”.

Volvieron a su casa por correo electrónico.

Mi sorpresa se contagió de curiosidad. Me atrajeron aquellos ocho cuentos, bastante extensos, escondidos por tantos años, escritos en el silencio nocturno de su antigua casa matancera, ocultos de la publicidad, que a Carilda Oliver le resultaba ya difícil eludir. Sin duda, durante ese lapso y de vez en cuando, los escribía para sí misma. ¿Dónde los guardaría? ¿En qué pieza de su inmensa casa? ¿En un sobre, en un file, en una carpeta, mientras transcurría el tiempo?

Resulta habitual que un poeta, en algún momento de su labor, se sienta tentado por la prosa, su violento antagonista. Novelistas y dramaturgos excelentes tuvieron su inicio en la poesía, la abandonaron luego, o como en el caso de Carilda Oliver, la hicieron coincidir, a ella, absorbente y díscola, con el resto de su escritura. Si Carilda Oliver resulta semejante en tal coincidencia, no lo es en un punto novedoso e inquietante: el silencio, casi absoluto, sobre su quehacer antagónico.

No obstante y si se aceptan ciertos límites entre los géneros, si las formas literarias son antagónicas: cualquiera que haya escrito poemas sabe que de ese modo no se escribe un relato.

A medida que frecuentaba la poesía de Carilda Oliver, tras la lectura sorprendente de sus narraciones, y pese a las diferencias entre un género y otro, me aguardaban en el conjunto de los ocho cuentos, deliciosas relaciones, resonancias, prolongaciones, repetición de estructuras, principalmente en algunos sonetos y ciertos poemas extensos, el placer de las confluencias, a ratos contradictorias y otras veces complementarias, entre los cuentos desconocidos y su obra poética publicada.

A sus poemas amorosos y eróticos se unen o conjugan, prestan luces, se reflejan como en espejos dobles, varios de estos relatos. En el nombrado “La tarjeta”, que figura entre los breves y extraños, con un final inesperado, la protagonista parece imaginar al amante para amarlo por reminiscencia, mientras que en “Palomo verde”, uno de los mejores, la relación lograda de la pareja se refleja como celosía en la madre del protagonista. O en el relato, tan conseguido, “A la una de la tarde”, la relación sexual furtiva, narrada con franqueza verbal y acierto, termina en una transformación casi mágica, que propicia otra lectura: la de una realidad doble, entre lo imaginario y lo factible. Leer este cuento me acercó a momentos semejantes de su escritura poética, al poema “Elegía en abril” y a otro que ¿casualmente? se llama “Cuento”.

“Deida” y “La calle del Refugio”, me dieron a conocer una faceta de la poeta, cercana a la escritura fantástica. El primero, “Deida”, me gustaría colocarlo dentro de una tradición: la de la mujer impregnada de naturaleza, de la naturaleza como razón sentimental y no como paisaje, tradición en la que figuran otras dos escritoras cubanas, con textos un tanto más complejos pero similares: la Avellaneda de La hija de las flores y la Loynaz de Jardín.

En las tres, una pieza teatral y dos relatos, las protagonistas son adolescentes, ingenuas y rebeldes a la vez. Desde su mundo o condición completamente natural, semejantes a las Claudines de Colette, casi sin quererlo o proponérselo, realizan una crítica de la organización antinatural de la sociedad humana.

“La calle del Refugio” establece con “La tarjeta” un diálogo de semejanzas y de soluciones: ambas parten de un malentendido emocional. En “La calle del Refugio” se busca una compensación imaginaria a la frustración o la soledad amorosa.

No debo pasar por alto dos opiniones, una de ellas quizá resulte más grave que una opinión, con la que ahora, dentro de un instante, cerraré estas palabras.

Le dije a Carilda Oliver, bien por teléfono o en una de nuestras noches en las que mezclábamos secretos, penas, goces imposibles, ilusiones. Lo primero que le dije fue esto: junto a “Palomo verde” y “A la una de la tarde”, otro relato constituye tu trilogía de excelencias. Ese relato es “Mini”.

Imantado me dejó su lectura. Caminé por mi casa acompañado de ese gato montés que, sin embargo, murió de tristeza, al pie de su cama, cuando la narradora abandona la casa por unos meses para hacer un viaje. Relato escrito con seguridad y maestría, ritmo creciente e insospechadas soluciones. Parecido a las viñetas de animales de Jules Renard.

Terminada la lectura de “Mini” le agregué a la autora: nunca antes había visto un gato. Lo familiar se nos ha vuelto extraño, es decir, esencial. En nuestra cuentística sólo encuentro un relato equiparable: “Belisario” de Virgilio Piñera, donde figura un extraordinario tigre.

Finalmente la segunda cosa que le dije tal vez era una confesión o más que una confesión una decepción confiable: es una lástima que hayas escrito tan pocos cuentos. Aunque “Mini”, “Palomo verde” y “A la una de la tarde” puedan figurar, con mucha dignidad, en cualquier antología futura, si insistieras, Carilda, y a estos cuentos agregaras un puñado más, tendríamos en la narrativa cubana una cuentista excelente.

Con estos cuentos confeccionó un pequeño libro, al que le puso el nombre de uno de ellos “A la una de la tarde”. Le mandé o llevé una noche una nota preliminar que ella me pidió y aceptó complacida. De esa nota he tomado algunos apuntes. El libro apareció en 2004, por la editorial Letras Cubanas. Los años, con su inveterada mala costumbre, pasaron, siguieron pasando. Carilda Oliver Labra murió en este mismo 2018. Fui a acompañarla por última vez a Tirry 81. Tengo la ilusión de que se encuentre entre sus papeles póstumos un puñado de cuentos inéditos, ocultos, sin mencionar, escritos durante esto catorce años, como los ocho que me mandó una vez.

Muchas gracias por escucharme.

 

Calendario de actividades ACuL

La Academia Cubana de la Lengua pone a su disposición el calendario de actividades que estará desarrollando en los siguientes meses, y agradece su participación.

Noviembre:

Día 26 – La Academia Cubana de La Lengua se reunirá en sesión pública y solemne para recibir al narrador y periodista Leonardo Padura Fuentes como su nuevo Miembro de Número, quien pronunciará el discurso titulado ¿Para qué se escribe una novela?, el cual será respondido por la Académica de Número Margarita Mateo Palmer, acto que tendrá lugar este lunes 26 de noviembre de 2018, en el Aula Magna del Colegio Universitario de San Gerónimo de La Habana, Mercaderes entre Obispo y O´Reilly, Centro Histórico de La Habana, a las 3:00 p.m. Padura Fuentes es Premio Nacional de Literatura 2012, Premio Princesa de Asturias de las Letras, 2015 y Premio Internacional de Novela Histórica Barcino, 2018, entre otros.

Diciembre:

Día 3- Mesa redonda en homenaje a la desaparecida poetisa matancera Carilda Oliver Labra quien fuera Miembro Correspondiente de la ACuL, en el patio del Palacio del Marqués de Arcos, 3:00 p.m. Libre acceso.

Enero-febrero:

Días 28, 29, 30, 31, feb. 1º .  Seminario Internacional “Las investigaciones lingüísticas en el Mundo Hispánico”.

Palacio del II Cabo

Participantes cubanos y extranjeros con inscripción confirmada.

Llegada de Cira Romero a la Academia Cubana

 

 

Es un acierto notable la entrada de la investigadora literaria Cira Romero a la Academia Cubana de la Lengua, sorprende que no estuviera desde mucho tiempo antes en una de nuestras sillas. No se requieren aptitudes de adivinación para vaticinar que su presencia redundará un beneficio ante el cúmulo de tareas que solemos afrontar. Su currículo dispone de un respaldo inmediato en las estanterías de nuestras bibliotecas y librerías, beneficio para nuestra literatura colocado en las manos de los lectores. Ha trabajado con dedicación y ahínco sobre textos coloniales, republicanos y de la inmediatez. Antes de su llegada ya la contábamos como colaboradora en labores de gran empeño y necesidad, ediciones críticas y trazados periódicos imprescindibles.
De ese amplio abanico de obras y de autores trabajados por nuestra colega, se decidió por su estudio al narrador Lino Novás Calvo, con el cual entra en la Academia Cubana de la Lengua. Ningún otro autor requeriría mayor complejidad de observación, y para hacerla entre nosotros ningún analista más autorizado que ella. Su amplitud de intereses ha dado lecciones. Sin abandonar otros, ha profundizado en la narrativa del autor de Pedro Blanco, el negrero, en su desempeño como corresponsal de guerra en la República Española, y en la jefatura de información de la mítica revista Bohemia, a cuanto añadió traducciones que constituyeron benéficos regalos a nuestra cultura. Los textos de Novás Calvo recorrieron las más significativas publicaciones cubanas en la primera mitad del siglo xx, sin convertirlas en fijación a grupos y tendencias alejadas del aperturismo requerido por una cultura como la nuestra. Parece que en un conjunto desamorado alcanzó a ser la mano estrechada en tiempos de tormenta y una ilimitada voluntad de comunicación. Leer más …

NOTA DE PRENSA

 

La Academia Cubana de la Lengua tiene el placer de informar que por razones ajenas a su voluntad ha sido necesario cambiar la sede del acto de ingreso como Miembro de Número del dramaturgo Reinaldo Montero este próximo lunes 1º de octubre a las 3:00 p.m., para la Sala de Conferencias del Palacio del Segundo Cabo, frente a la Plaza de Armas del Centro Histórico. Su discurso de ingreso será “Abelardo Estorino y la condición suficiente”, y el recibimiento corresponderá al poeta, dramaturgo, Académico de Número y Premio Nacional de Literatura, Antón Arrufat. Este acto es de carácter público.

JUNTA DE GOBIERNO

 

Ingreso a la ACuL de Cira Romero Rodríguez

 

La Academia Cubana de la Lengua tiene el placer de informar que el acto de ingreso como su Miembro de Número, de la acuciosa investigadora de nuestra literatura, Cira Romero Rodríguez, será el lunes 10 de septiembre a las 3:00 p.m. en el teatro del Museo de Arte Colonial, ubicado en la Plaza de la Catedral. El mismo será de carácter público y solemne. Los títulos de los discursos de ingreso y de recibimiento son, respectivamente, “Lino Novás Calvo: entre la certeza y la incertidumbre” y “Lino Novás Calvo leído por Cira Romero”, a cargo del Académico de Número y Premio Nacional de Literatura, Reynaldo González Zamora.

JUNTA DE GOBIERNO

Elegidos cuatro nuevos Miembros Correspondientes de la ACuL

 

Elegidos cuatro nuevos Miembros Correspondientes de la Academia Cubana de la Lengua

En el pleno efectuado el pasado 14 de mayo se aprobaron las cuatro propuestas presentadas de nuevos Miembros Correspondientes de la ACuL, tres en el extranjero y uno en el territorio nacional. Son ellos Guillermo Rojo y Antonio Briz, de España, Alfredo Matus Olivier, de Chile, y el cubano Pedro de Jesús, de Sancti Spíritus. Los extranjeros ingresarán durante su estancia de enero de 2019 como invitados especiales al Seminario Internacional cuya convocatoria se muestra en este sitio. El acto de ingreso de Pedro de Jesús se producirá en el tercer cuatrimestre de este año.

Leer más …

Día del idioma

 

La Academia Cubana de la Lengua celebrará el próximo lunes 23 de abril, Día del Idioma, con la tradicional ofrenda floral ante el monumento a Don Miguel de Cervantes Saavedra, a las 10:30 a.m., en el Parque San Juan de Dios, del centro histórico, ocasión en que hará uso de la palabra el Académico de Número Enrique Saínz de la Torriente.

A continuación, la Academia Cubana de la Lengua realizará una sesión abierta al público en el Aula Magna del Colegio Universitario de San Gerónimo, con la presencia de representantes diplomáticos de los países de habla hispana quienes leerán fragmentos de autores relevantes de sus literaturas en relación con la lengua que nos une. Actuará la Schola Cantorum Coralina dirigida por la maestra Alina Orraca.

HOMENAJE AL ANIVERSARIO 165 DEL NATALICIO DE JOSÉ MARTÍ

HOMENAJE AL ANIVERSARIO 165 DEL NATALICIO DE JOSÉ MARTÍ

El próximo viernes 26 de enero a las dos de la tarde, la Academia Cubana de la Lengua rendirá homenaje al aniversario 165 del natalicio de José  Martí, primera acción de su plan conmemorativo por el sesquicentenario del inicio de las Guerras de Independencia, con un acto que se  efectuará en el Aula Magna del Colegio Universitario San Gerónimo de La Habana. Las palabras iniciales estarán a cargo del historiador y pedagogo Dr. Eduardo Torres Cuevas,  Director de la Biblioteca Nacional de Cuba José Martí y Miembro de Número de la Academia Cubana de la Lengua.  De gran interés resultará la lectura comentada de textos de José Martí por los académicos Elina Miranda, Marlen Domínguez, Reynaldo González, Roberto Méndez y  Rogelio Rodríguez Coronel. El pianista y compositor Franco Rivero Bueno y el tenor Bernardo Lichilín interpretarán seis poemas del Apóstol musicalizados por el primero.

Feria del Libro rendirá homenaje a Eusebio Leal y tendrá a China como país invitado de honor.

 

La XXVII Feria Internacional del Libro, Cuba 2018, rendirá homenaje a Eusebio Leal, Historiador de La Habana y Premio Nacional de Ciencias Sociales 2016, y tendrá a China como país invitado de honor. Más de 300 invitados de 31 países confirmaron su participación a la cita, en La Habana del 1ro.  al 11 de febrero próximo.

La feria concluirá el día 13 de mayo en Santiago de Cuba, después de haberse celebrado en cada una de las provincias del país.

Entre las editoriales que estarán presentes se encuentran Ediciones Aurelia, Comics y Cuentos, Editora Popular, y Selvi Editores; Ediciones Boloña.

El Consejero Político del Embajada de China en Cuba, Yao Fei, adelantó que la delegación de su país traerá una representación de lo mejor de su cultura, y aseveró que el evento abrirá un nuevo espacio para el intercambio cultural y la cooperación entre ambos países.

Este evento mantiene como sede principal la Fortaleza San Carlos de la Cabaña, además de otras 22 subsedes en varios espacios de la capital.

La feria es un espacio para adquirir libros e intercambiar con autores, se reconoce como un referente para la exhibición, la comercialización y la promoción de la mejor literatura cubana, latinoamericana y universal.

¿Qué es y qué hace la Comisión Permanente de ASALE?

La Academia Cubana de la Lengua tuvo una representación en la Comisión Permanente de ASALE en el año 2017. Este texto es resultado de una solicitud de la Universidad de Valencia, y en particular de la Dra. Milagros Aleza, acerca de la necesidad de conocer qué es la Comisión Permanente de ASALE y cuál es la función de los académicos americanos en ella.

Marlen A. Domínguez Hernández

Academia Cubana de la Lengua

La Asociación de Academias de la Lengua Española (ASALE), presidida por el director de la Real Academia Española y con un secretario americano electo[1], funciona habitualmente con una Comisión Permanente, compuesta además por un tesorero, y tres o cuatro representantes de las academias, que se alternan cada año para acometer esta labor[2].

ASALE parte del principio del panhispanismo, que debe alentar todo lo que hace, y que se puede entender hasta hoy como un método o un protocolo de trabajo, que supone la participación de todas las academias en la elaboración, y, sobre todo, en la revisión de las obras académicas. Así ha ocurrido con la Gramática… (2009), la Ortografía… (2010) o la 23 edición del DRAE (2014).

No podría decirse, sin embargo, que se logra completamente el carácter panhispánico en un sentido más amplio, el que significaría que todas las variedades americanas sean tomadas en consideración en pie de igualdad en relación con la castellana[i]. La ampliación del  trabajo panhispánico permitirá, precisamente, flexibilizar aún más las fronteras entre castellano estándar y español. En consecuencia, la primera tarea de la Comisión Permanente de ASALE es la ampliación del panhispanismo en su sentido más abarcador.

Trabajo para ampliar la concepción panhispánica. Supone la participación de las academias de ASALE no solo en la revisión, sino desde la concepción de la planta del DLE electrónico.

En consecuencia, hemos estado observando, para la elaboración de la planta del DLE, aspectos tales como

  1. La necesidad de hacer explícitos los criterios y conceptos tomados como base para la discriminación y secuenciación de variantes, para fijar el número de citas o ejemplos, para elegir un archisinónimo o para incluir una forma no estándar. Ejemplo: Ante mánager, mánayer y mánacher, chófer y chofer, trasponer y transponer; bocado de Adán, manzana de Adán, nuez, nuez de Adán; computadora, ordenador; vídeo, video; papa, patata … cuáles serían las entradas principales, las de remisión, etc. Criterios muy útiles pueden ser los de frecuencia (más ocurrencias) y dispersión (más áreas geográficas); y los funcionales en su caso, de donde un lema como farsante llevaría dos ejemplos por usarse como adjetivo y como sustantivo. Lo fundamental es aplicar los criterios elegidos de manera coherente y sistemática, así como reducir o eliminar el uso de categorías no científicas como el sentido común.
  2. Se consideran como importantes aportes del DLE que se prepara la inclusión de términos desusados hoy, pero que fueron extendidos en otra época y, por tanto, sirven para anclar textos (Ejemplo: maguer) y la aparición del esquema sintáctico de los verbos (Ejemplo: latirle a alguien algo), porque estas opciones favorecen el interés de distintos tipos de públicos posibles y niveles de lectura; otro tanto ocurre con la posibilidad de determinar todas las entradas en las que aparece una palabra consultada, y la clasificación temática, que inserta el vocablo en diferentes campos léxico-semánticos (ejemplo: Violeta: Color. Pintura. Industria textil. Química. Medicina). Serán muy útiles también las opciones de diccionario inverso (que permite comprobar la productividad de un sufijo como –engo, por ejemplo) y la selección de marcas (con la cual se puede determinar fácilmente los –ismos, y las determinaciones de nivel de lengua o registro de habla, entre otras.
  3. En relación con los extranjerismos, debe resolverse el problema de cómo se reflejarán, si en diferentes lugares del mundo hispanohablante tienen diferentes formas de pronunciación (Ejemplo: beige, beis).
  4. Se destacan innovaciones provechosas como los comentarios gramaticales. Ejemplo de mucho interés, dado que refleja la situación social de la mujer actual, es el que indica el cambio en marcha hacia la pérdida del derivativo femenino en isa para poeta, con el consiguiente cambio del sustantivo a común: poeta/ poetisa (moción genérica) →el/la poeta (común en cuanto al género).
  5. Se atiende a la índole de los ejemplos para garantizar su transparencia, que se adapten a las definiciones y cumplan el principio de sustituibilidad. Se observan los ejemplos propuestos y se sugieren otros auténticos en los casos en que no se consideran adecuados o autoexplicativos. Ejemplo: se propone para poeta una definición de acepción: «Persona dotada de sensibilidad especial para algo» y un ejemplo: Este poeta de la cocina demuestra su delicadeza e inspiración con su jardín de verduras crujientes.
  6. Se revisa cuidadosamente la difícil cuestión de los definidores, su índole, y que no aparezcan luego como sinónimos; se trata de evitar las definiciones sinonímicas, o las del tipo acción y efecto de…. Se pone atención especial en las definiciones con un modelo relacional, del tipo tío. «Hermano de uno de los padres de una persona»; sobrino. «Hijo del hermano de una persona».
  7. Se trata de evitar la subjetividad en el diccionario, por ejemplo soslayando adjetivos del tipo grandes, suaves, pequeños, que puedan tener diferentes consideraciones según el que lee, u otros como alma que implican una toma de postura religiosa, filosófica, etc. A estos efectos se añaden contornos (Ejemplo: En el cristianismo, el justo o el que está en gracia…), y se sustituyen palabras marcadas (Ejemplo: todo hombre por toda persona).

A este respecto, luego de los aportes de las academias, se consolidaron los resultados para proponer una planta mejorada, revisada nuevamente y aprobada por el cónclave de academias.

Trabajo de los vocales de la comisión permanente.

  1. Revisión de –ismos del país en DLE. Cada representante de una academia americana participa en el Proyecto de edición del 24 DLE, de nueva planta, a través de otro trabajo más específico, la revisión de los lemas y artículos con marca del país correspondiente, para delimitar la propiedad de la definición propuesta o tradicional, la vigencia de la unidad léxica, el nivel de habla o registro de lengua a que corresponde, si tiene marca diatécnica o es de ámbito restringido, así como las marcas de intención del hablante o evaluación de la forma. Veamos ejemplos ilustrativos de cada tarea:
  • Propiedad de la definición

abanicar. Dice: «En el juego de béisbol, no darle a la pelota después de intentarlo con fuerza». Comentario realizado: La definición está hecha desde la perspectiva del bateador, lo que no debe ser porque sería un uso pasivo, sería mejor desde la perspectiva del lanzador. Los ejemplos en el dominio .cu son todos de este tipo. Pertenece a la jerga de los espacios deportivos en los medios de difusión masiva.

Ejemplos de uso real localizados:www.radiorebelde.cu/48snb/historia/historia-agustin-marqueti-toletero-alquizar.html Aspiraba a vestir el uniforme del club Habana, el equipo de sus simpatías, subir al montículo y abanicar a por lo menos 15 bateadores enemigos//

www.vanguardia.cu/deporte/8289-el-antiguo-embrujo-del-pitcher-zurdo 6 feb. 2017 – Peña caminó cinco capítulos completos, permitió dos imparables, dio un boleto y abanicó a cuatro. El Chapo dobló la dosis y en sustitución …

  • Vigencia de la unidad léxica

guabina. Dice: «Persona que, interesadamente y con frecuencia, cambia de parecer o de filiación política, o que se abstiene de tomar partido». Comentario realizado: No se documenta en .cu ni en CORDE en esa acepción.

  • Nivel de habla o registro de lengua a que corresponde

achicharrar. Dice: «Coloq. Dicho de una persona: Quedar al descubierto en las actividades clandestinas o ilícitas que realiza».

Ejemplos de uso real localizados: http://www.fidelcastro.cu/sites/default/files/fichero_libros/Cicatrices–en–la–memoria.pdf yo sé que está allá arriba, si no baja se jode, ése es su problema; ése es su problema no, tú también te jodes si ELLA se achicharra porque si te cogen, te fusilan; a mí no me…

  • Especialidad

chamico. Dice: «Arbusto silvestre de la familia de las solanáceas, variedad de estramonio, de follaje sombrío, hojas grandes dentadas, blancas y moradas, y fruto como un huevo verdoso, erizado de púas, de olor nauseabundo y sabor amargo. Es narcótico y venenoso, pero lo emplean como medicina en las afecciones del pecho». Comentario realizado: ver nivelesw de especialidad que conviene incluir en un diccionario general.

Ejemplos de uso real localizados: https://www.ecured.cu/Chamico Chamico (Datura metel L.). Es una planta anual que alcanza alturas de 1,5 metros. Presenta una raíz blanquecina y numerosas raicillas. El tallo y las ramas son …

scielo.sld.cu/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1028-47962010000400001 de AI García Hernández – ‎2010 – ‎Citado por 4 – ‎Artículos relacionados neuralgias con paroxismos, reumatismo agudo y crónico, antiinflamatorio en gota, odontalgia, anginas8. Datura stramonium L. (chamico). toda la planta.

  • Intención del hablante o evaluación de la forma

fula. Dice: «Persona en la que no se puede confiar».

Ejemplos de uso real localizados: www.cubadebate.cu/…/real-madrid-hace-el-ridiculo-pero-avanza-en-la-champions-lea… 10 mar. 2015 – el principio del fin, LloronaldoKra_cosmetico no sabia ni pa donde mirar al igual q casillas y el resto, hac falta q los coja alguien fula de verdad …// http://www.actaf.co.cu/la-comunidad/133-alejandro-gomez-moredo/ profile/ app.html?app=walls Claudia en Sábado, 06 de Noviembre de 2010 20:40 ñoo q fula tu eres….ta bien ta bien…yo tambient quiero lo q no se demostrar cariño…jajate veo jevoso..mañana hay encuentro en el zoo

Comentario general: Se advierte la cantidad considerable de lemas de flora y fauna u otras de ámbito restringido, de las cuales es preciso evaluar su pertinencia en un diccionario general. Se dificulta la delimitación grado de especialidad en materia de flora y fauna. Se incluyó el nombre científico de todas y cada una de las especies recogidas (dormidera: mimosa pudica).

Ejemplos de uso real localizados: www.guerrillero.cu/pinar-del-rio/155-ramon-mentira.html 19 ago. 2015 – Los carneros estaban comiendo la hoja de dormidera y yo no tenía cómo sacarlos. Les daba vuelta así, por allá, por acá. Les gritaba y nada.

www.actaf.co.cu/revistas/apiciencia/2012-2/7%20Pecoreo.pdfde L Fonte – ‎Artículos relacionados descendente, por la dormidera (Mimosa pudica), la sensitiva (Mimosa pigra) y. Citrus spp. (naranjo y limonero). Se concluye que las abejas meliponas

Se nos hace evidente la necesidad de perfeccionamiento de las glosas definicionales, cuyo definidor en principio no debe ser un sinónimo de uso geográfico restringido, como ocurre hoy, por ejemplo en los cubanismos maricona, definido como mariconera; nené, nene; madama, balsamina; plomería, fontanería; presilladora, grapadora…por cuanto ello obliga a continuas remisiones, y disminuye la funcionalidad del diccionario, además de no concretarse en la práctica de modo cabal su carácter panhispánico.

No se nos escapa, sin embargo, la índole del diccionario, la dificultad de estos procesos, la de buscar definidores hiperonímicos que todos comprendamos. Igualmente, se ve la importancia entre los hispanohablantes del conocimiento de sinónimos y variantes. Encontrar el equilibrio entre todos estos aspectos es una tarea ardua a la que todos debemos contribuir. Ejemplo:pileta remite hoy a piscina,  pero en un diccionario electrónico, que no tiene problemas de espacio, en la entrada de pileta puede aparecer una definición como «construcción llena de agua destinada al baño, a la natación o a otros ejercicios y deportes» e incluir todo el elenco de variantes y sinónimos, con sus especificaciones.

  1. Proyecto Diccionario fraseológico panhispánico. Se viene gestando desde 2015, a propuesta del director de la Academia Chilena de la Lengua, Alfredo Mattus, un Diccionario fraseológico panhispánico, para cuyo diseño y realización se ha creado una comisión interacadémica, según el protocolo de trabajo establecido para garantizar su carácter panhispánico. Su concepción general, características, planificación y calendario están en proceso de definición. El DFP se concibe como una obra incrementable paulatinamente en su versión digital, de acuerdo con el número de artículos previsible para cada etapa y a la densidad de la información lexicográfica que proporcione la microestructura. También habrá otra comisión consultora que se ocupará de la fundamentación lingüística de las opciones lexicográficas.

Sus diferencias con el Diccionario fraseológico documentado del español actual, de Seco et al radican en que mientras el de Seco remite a España y es correlato de su propio Diccionario de uso del español actual. CLAVE, SM, Madrid, el DFP lo sería del DLE, como obra panhispánica de ASALE.Hay antecedentes de trabajos parciales realizados y utilizables, además del de Seco, en Chile y Cuba, entre otros.

En consecuencia, se imponía a la Comisión Permanente la necesidad de una  Revisión especial de las unidades fraseológicas contenidas en el lemario del dle como primer paso.  Se añadieron dos ejemplos en cada UF, de haberlos. Se añadió el nombre científico de cada UF que lo reclamaba (araña peluda, MygaleCubensis). Veamos los ejemplos de nuevo con los fraseologismos cubanos:

  • Propiedad de la definición

[arroz] a la chorrera. Dice: «Plato de pollo o gallina con arroz caldoso». Comentario realizado: Nosotros habríamos definido «plato de arroz cocinado con  abundante caldo», el habitual es con pollo, pero puede ser con pescado u otra carne.

  • Documentación del lema

Ejemplos de uso real localizados: www.cubahora.cu/blogs/cocina-de-cuba/arroz-nuestro-de-cada-dia3 abr. 2013 – El arroz es uno de los alimentos básicos de la cocina del cubano, Cubahora comparte hoy una receta para preparar arroz a la chorrera.

https://www.ecured.cu/Los_colineros_en_Mantua Hacen banquetes con comidas típicas como congrí, lechón asado o frito, arroz a la chorrera con pescado, ajiaco, dulces como frangollo, tajadas de limón, …

  • Vigencia de la unidad léxica

 bata de maternidad. Dice: «Blusa muy holgada que usan las mujeres embarazadas».

tirar a [bagazo] a alguien. Dice: «Tenerlo en poca consideración».

Comentarios realizados: No se documenta. Tener en cuenta que no siempre la no documentación quiere decir que no se use la UF: hay formas que se usan y no se documentan (estirar la bemba.«Poner la boca de determinada manera para expresar enfado o mal humor») y formas que no se usan y se documentan (bemba de perro. «U. para referirse despectivamente a alguien»).

Ejemplos de uso real localizados: www.cubaliteraria.cu/ articulo.php?idarticulo= 14054&idseccion= 76 20 ene. 2012 –  —Repentinamente (Grau) se mostró parlanchín y bemba´e perro.

  • Nivel de habla o registro de lengua a que corresponde

ser algo un [batazo]. Dice: «Ser de muy buena calidad». Comentario realizado: coloquial.

comer alguien [gofio]. Dice: «Comportarse con pedantería o con arrogancia». Comentario realizado: coloquia., culto y quizá marca etaria.

Comentario general: Neutros de uso común: balita de gas, banda de rodamiento, boleta de ubicación, boleta electoral, broche de enganche y de presión, camión de volteo, etc.

  • Especialidad

[mamey] de Santo Domingo, quina de la tierra, quitasol de brujas, tabaco de sol, tiburón galano

  • Intención del hablante o evaluación de la forma

de apéame uno. Dice: «De baja calidad».

del otro bando. Dicho de una persona: homosexual.

Comentario realizado: despectivos.

  • Documentación y ejemplos

Se intentó documentar y obtener ejemplos de todas y cada una de las UF, de modo de certificar la fiabilidad de la opinión que se da sobre su uso y vigencia, y, en caso de no documentación, sobre hipótesis contraria.

sacar chaqueta. Dice: «crear una situación que produzca una riña o un enfrentamiento con alguien».

Ejemplos de uso real localizados:  www.cubadebate.cu/…/despaigne-conecta-un-doble-en-cuatro-turnos-y-promedia-23…3 may. 2015 – … por supuesto en los articulos de pelota pues no queremos sacar chaqueta con los fans al futbol especialmente los del barza o el madrid! www.palante.co.cu/images/pdf/2015/pdfdic2015.pdf solo daba billetes de 5 CUC. Cuando Güincha iba a sacar chaqueta con el chofer por meter la cuchareta sin ser invitado y llamarla “ocamba”, llegaron a su

dar cabuya. Dice: «Dar largas». Comentario realizado: no se documenta.

  • variantes de la forma y estabilidad de la estructura

estar en la [fuácata]. Dice: «Tener escasez de recursos, especialmente económicos»

Ejemplos de uso real localizados: www.perfiles.cult.cu /article_c.php? numero=15& article_id= 354 También estaba en la fuácata. El exteniente de La Cabaña hizo uso de la coba criolla, pero los veteranos no tragaban. Momentos después el millón de tiros era … [estar en la fuácata]

arcada.reduc.edu.cu /index.php/ arcada/article/download/53/56 que en la fuácata se hallaba y que con fe te rezaba, se murió de pulmonía. Y a sus sobrinos decía que estaba del santo ahíto. Nunca, pues, nos abandones… [hallarse en la fuácata]

www.palante.co.cu/images/ pdf/2016/ pdf%20abril% 202016.pdf
En 1991, cuando el país estaba cayendo en la fuácata y la perspectiva era más prieta que un azabache embarrado de chapapote,Silvio Rodríguez escribió … [caer en la fuácata]

www.caimanbarbudo.cu /articulos/2015/01/obama-no-es-bueno-na/ 28 ene. 2015 – … dado su vueltecita por la Isla, vienen hablando maravillas, en lugar de echar pestes y eso que la Isla está económicamente en la fuácata. [estar …en la fuácata]

Comentarios generales: Las entradas no documentadas son unas 78; es decir, alrededor del 20% del total, y de ellas a su vez el 19%, unas 15, se identificaron como no usuales, lo que quiere decir que las restantes se usarían, algunas quizá en ámbito restringido por nivel de habla, registro de lengua o especialidad, aun cuando no se logre documentarlas.

En sentido contrario, a la observación de hablantes de la variedad y especialistas no todas las documentadas son de uso, por lo que se marcan como de no uso o dudosas unas 36 más, lo que significa de modo general que alrededor del 29% de las piezas no estarían presentes o serían poco vitales en el habla cubana.

Se observa que la mayoría de las formas, unas 236 (más del 61% del total) son connotativas, lo que hace más relevantes las 121 meramente denotativas, que significan alrededor del 31% del total. En cambio, a diferencia de lo que ocurre en el lemario general, aquí no son muchas las estructuras relacionadas con flora y fauna o en general de especialidad.

 

III. Tarea de transición: Actualización anual del DLE. Además de la revisión del proyecto II, que servirá también para estas actualizaciones, al final de cada año —hasta que salga, o más bien comience a salir la 24 ed. del DLE—, se proponen adiciones, supresiones y enmiendas en los datos actuales, con el fin de ir renovando parcialmente el contenido (y eventualmente parte de la forma) del diccionario. Se ha propuesto también que se vaya incluyendo ejemplificación adecuada en todos los lemas que se añaden o se modifican.

Ejemplo de enmiendas, adiciones y supresiones propuestas por RAE y ASALE para diciembre de 2017, que debieron ser valoradas por las Academias.

 

Enmienda:

androide. … m. Autómata de figura de hombre. androide. … [Enmienda de acepción]. m. y f. Autómata de figura humana.

 

juicio. … m. 1. Facultad del alma, por la que el hombre puede distinguir el bien del mal y lo verdadero de lo falso. ‖ … ‖ ~ universal. m. … ‖ 2. Rel. juicio que ha de hacer Jesucristo de todos los hombres en el fin del mundo, para dar a cada uno el premio o castigo de sus obras. ‖ … ‖ juicio. … m. 1. [Enmienda de acepción]. Facultad por la que el ser humano puede distinguir el bien del mal y lo verdadero de lo falso.

juicio. … ‖ ~ universal. … ‖ 2. [Enmienda de acepción de forma compleja]. Rel. En la religión católica, juicio de Jesucristo a toda la humanidad en el fin de los siglos.

 

 

 

 

 

Adición:

  arterioesclerótico, ca. [Adición de artículo]. adj. Med. arteriosclerótico. U. t. c. s.

 

Supresión:

cochino, na. … ‖ 5. [Supresión de acepción]. Cerdo cebado que se destina a la matanza.

 

 

 

  1. Proyecto Clásicos Iberoamericanos

ASALE promueve una colección de textos clásicos, de relevantes autores hispánicos, que han significado hitos en los estudios lingüísticos o literarios del español. Los textos suelen ser de difícil localización, por haber visto la luz escasamente, o estar localizados en publicaciones seriadas de limitada circulación, por lo cual el proyecto se concibe para darles mayor divulgación y alcance, y para recoger de mejor manera, en consecuencia, la historia de  estos estudios.

Cada Academia propondrá los textos que considere, se elaborarán los prólogos y se publicarán cada año.

En la historia de los estudios lingüísticos cubanos, por ejemplo, hay nombres de relieve singular desde al menos el siglo XVIII. Ese es el caso, por ejemplo, de Esteban Pichardo, quien dio a luz el primer diccionario de una variedad americana del español[3]; de Antonio Bachiller y Morales, cuyas obras Prontuario de agricultura para el uso de los labradores y hacendados de la Isla de Cuba[4], Apuntes para la historia de las letras y de la instrucción pública en la Isla de Cuba[5]y Cuba primitiva. Origen, lenguas, tradiciones e historia de los Indios de las Antillas Mayores y las Lucayas[6] son frescos de los usos coloquiales y rurales cubanos, y de la huella de las lenguas autóctonas;  de Juan M. Dihigo, interlocutor de todos los grandes de la lingüística de su momento y divulgador de su obra en Cuba, quien analizó en el texto literario las huellas de la oralidad, hizo balance de todos los trabajos lingüísticos realizados y elaboró un tesoro lexicográfico del español cubano[7]; de Fernando Ortiz, finalmente, tan citado por sus aportaciones al conocimiento del léxico de origen subsaharano o su atención a lo jergal[8], entre otros que podrían mencionarse.

Sin embargo, puestos a seleccionar un artículo y una figura emblemáticos dentro del quehacer lingüístico cubano, con repercusión hacia todo el ámbito del español, queda fuera de toda duda la pertinencia de “La legitimidad gramatical de la pronunciación hispanoamericana”, y la figura de José Adolfo Tortoló Domínguez.

Nacido en Matanzas, Cuba, el 27 de septiembre de 1902, Tortoló estudió Filosofía y Letras en la Universidad de La Habana y ejerció cátedra en el Instituto de La Habana. Electo como numerario de la Academia Cubana de la Lengua en 1957, resolvió consultas, valoró proposiciones de otras academias, estudió la obra de prohombres americanos, realizó trabajos de divulgación y educación popular en relación con la lengua, y fungió como vicedirector de la corporación. Asimismo, participó en la comisión encargada de revisar el Esbozo para una nueva gramática que se gestaba.

Sus trabajos de investigación más importantes se relacionan con la pronunciación, la ortografía y la gramática, y de allí resultaron dos ponencias a sendos congresos de Academias de la Lengua Española: “La legitimidad gramatical de la pronunciación hispanoamericana”, Madrid, España, 1956 (segundo congreso) y “Tendencias y problemas de la pronunciación en La Habana”, Lima, Perú, 1980 (octavo congreso), además de una proposición de reforma de la ortografía presentada en 1957.

Adolfo Tortoló marcó uno de los grandes hitos de la lingüística cubana: la aceptación por el Congreso de Academias (1956) de la legitimidad del seseo hispanoamericano. Tortoló se atrevió no solo a tomar como objeto de estudio el fenómeno hasta entonces estigmatizado del seseo, sino a procurar ante la Academia española y lograr de ella, “la autoridad oficial en que apoyar su defensa de la pronunciación hispanoamericana” (Tortoló, 1956: 50) como norma ortológica de igual mérito que la de Madrid, con ostensible sentido de afirmación del espíritu hispanoamericano y de sus más altos valores, dentro de la comunidad del mundo hispánico.

De cara al seseo, no admite valoraciones peyorativas: “Ni se trata de incultura, ni se trata de confusión, ni se trata de descuido. Porque cualquiera de estas causas sería un defecto, y no se trata de nada que pueda, ni remotamente, significar defecto”, para concluir que el problema estaba en la inadecuada “norma de valoración” (73).

El académico acudió a la autoridad de Tomás Navarro Tomás para fundamentar el carácter afectado y pretencioso del uso de la z en Cuba; a Amado Alonso para afirmar el cambio del ideal de lengua consonante con el cambio del ideal de vida, y defendió que nuestras normas geográficas no son dialectales en el peor sentido, agramaticales o subalternas (76), sino expresión de dos sistemas fonológicos distintos por la abertura, el timbre, la entonación, y el comportamiento de la s, la z y la j (75). De allí se desprende la “relatividad del concepto de lo gramatical” (99) tanto como “la relevante significación de Hispanoamérica y de su lengua” (99), que permiten a Tortoló conjugar los ideales de norma hispanoamericana y de unidad de la lengua española (120).

 

 

[1] Actualmente el director de ASALE es el Dr. Darío Villanueva, de la Universidad de Santiago de Compostela y se desempeña como Secretario el investigador  Dr. Francisco Javier Pérez, de la Academia Venezolana.

[2] Funciona como tesorera actualmente la Dra. Aurora Egido, de la Universidad de Zaragoza. Además de la cubana estuvieron representadas en la Comisión Permanente en 2017 las Academias de Puerto Rico y Chile.

[3]Diccionario Provincial de Voces Cubanas, Matanzas, Imprenta de la Real Marina, 1836. Se reconocen, sin embargo, antecedentes de interés, no conservados o que no alcanzaron la calidad del repertorio pichardiano, tales como el proyecto bien diseñado pero no llevado a la práctica de José María Peñalver (1795), y un Diccionario de provincialismos cubanos de Domingo del Monte (1829) del que se  tiene noticias, pero que no se conserva. También habría que tomar en cuenta el Diccionario geográfico histórico de las Indias Occidentales o América, del ecuatoriano Antonio de Alcedo, publicado en Madrid entre 1786 y 1789.

[4]Imprenta de Baruni, La Habana, 1856.

[5]Imprenta de P. Massana, La Habana, 1859-1861.

[6]Librería de M. de Villa, La Habana, 1883.

[7]El habla popular al través de la literatura cubana. Estudio sobre su transformación. Imprenta El Siglo XX, La Habana, 1915; El movimiento lingüístico en Cuba. Imprenta El Siglo XX, La Habana, 1916; Léxico cubano. Contribución al estudio de las voces que lo forman. 2 Tomos, Imprenta El Siglo XX y Editorial Selecta, La Habana, 1928 y 1946.

[8]Catauro de cubanismos. Apuntes lexicográficos. Ed. Habana, La Habana, 1923; Glosario de afronegrismos. Imprenta El Siglo XX, La Habana, 1924.

[i]

La perspectiva más científica que hoy se reconoce respecto a la diferencia castellano – español es la de I. Fernández Ordóñez[i] (a partir de las ideas de R. Menéndez Pidal), porque esta autora  demuestra que la lengua que hablamos es el resultado de una koiné centro meridional hispánica, efectivamente con participación del castellano,pero tanto occidental como oriental, y del leonés, el navarro, el aragonés y el andaluz, y, por ende, que cabe señalar las rutas de su formación en el escenario hispánico no solo en un movimiento de norte a sur como se ha señalado tradicionalmente, sino también de sur a norte, de este a oeste y de oeste a este.

De este modo, el español, como lo indicó también Menéndez Pidal en su día, es el resultado de la evolución de los tres dialectos románicos centrales de la península ibérica (el castellano, el asturleonés y el navarroaragonés), con aportes de las modalidades andaluzas.

Ello puede argumentarse si se observan aspectos no solo fónicos, sino también gramaticales y léxicos, que caractrizan al español y que no provienen del castellano, tales como los siguientes:

de irradiación oriental serían la colocación de los pronombres átonos (catalán) (preferencia por la proclisis salvo con infinitivos e imperativos: diomelo>me lo dio),

la desgramaticalización de la estructura artículo+posesivo y la pérdida de concordancia en los tiempos compuestos (navarro) (la su madre > su madre, ganadas ha las batallas > ha ganado las batallas),

la extensión del uso de nosotros y vosotros (aragonés);

de irradiación occidental, en cambio, serían la pérdida de la diferencia de caso en el relativo (gallego-portugués), la adquisición del cuantificador indefinido alguien y la pérdida de las partículas arcaicas ende, ý (asturleonés) (do elle dixiere, y sea el mojon> allí).

del aporte andaluz se documenta el incremento de la frecuencia del yeísmo, el seseo con predorsodental o la pérdida del vosotros, así como el fondo léxico de origen árabe (alboroque ´reacción de entusiasmo del vendedor al que le han comprado algo´, orozuz  ´planta y su jugo´), de mayor o menor uso.

Es por ello que a partir del siglo XII puede hablarse tanto del inicio de la conversión del castellano en lengua estándar (canónica y modelo de referencia para las otras variedades), caracterizable en principio como variedad distinguidora[i] y por el mantenimiento del vosotros, así como por el menor peso del léxico de origen árabe quizás, y de la formación de una variedad koinética centro meridional que será la base del español que por sus características diferenciales y su expansión[i] llevaría con propiedad el nombre de español. Vista en su formación como una variedad de segundo orden, mestiza e “impura”, esta última no se consideró digna de estudio sistemático, y sus formas fueron evaluadas como corrompidas[i]. De todos modos, existen múltiples características comunes entre ambas variedades.

El enorme peso del modelo de la lengua estándar ha obrado continuamente sobre el criollo americano, y ha hecho que se considerara, a las veces, que su español era inferior.De lo que se trata, en realidad, es de la existencia de una variedad estándar, el castellano, y otras no estándares de una de las cuales ha devenido el español.