Closed

Por:  Graziella Pogolotti Jacobson

Aquí y allá, en establecimientos comerciales de carácter privado se extiende, como por onda expansiva, el uso de anuncios en inglés. Esa
presencia comienza a invadir el espacio público. En estas circunstancias, es imprescindible recordar que el español constituye la lengua oficial en nuestro país. Portadora de identidad, componente esencial de nuestra cultura, integra los factores constitutivos de la nación soberana. Por demás, la ley impone la exigencia de su cumplimiento obligatorio por parte del conjunto de los ciudadanos.

Cabría suponer que entre los comerciantes de reciente estreno se manifiesta la tentación de complacer, por esta vía, a los visitantes de otros países que, en flujo creciente, llegan al nuestro, aunque no todos sean hablantes nativos del inglés.

Se trata de una apreciación errónea. Las motivaciones de los viajeros son múltiples. Muchos se solazan con los atractivos de la naturaleza,
disfrutan del sol y la playa. Otros, prefieren frecuentar las ciudades, interesados por los valores patrimoniales que las singularizan y por el comportamiento de un pueblo comunicativo, callejero, acogedor y cordial, tal como lo reconocieron quienes pasaron temporadas entre nosotros desde los tiempos de la colonia. En el ámbito edificado y en las gentes que lo habitan, descubren los valores de una cultura diferente, amasada a través de una historia específica.

Por vía inconsciente, el ambiente que nos rodea influye en el uso del idioma. Era yo una joven recién graduada en busca de trabajo, cuando
se me ofreció la oportunidad de colaborar en la elaboración de un manual de ortografía. La autora del texto había realizado previamente
una encuesta entre estudiantes para detectar los errores más frecuentes. No los hubo al escribir la palabra cerveza, a pesar de la
c, la v y la z, tan comprometidas en nuestra habla latinoamericana. Por aquel entonces, la competencia entre las marcas más reconocidas se
manifestaba en un despliegue publicitario en las calles y en la televisión. La grafía se grababa de manera indeleble en la retina de todos.

Según reseña la prensa, el Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, Miguel Díaz-Canel, subrayó en palabras pronunciadas en el
Ministerio de Educación la necesidad de conceder la importancia que merece al desarrollo de los hábitos de lectura mediante la conducta de un maestro, portador siempre de un libro ante los escolares que deberán seguir su ejemplo.

El asunto adquiere mayor trascendencia en tiempos de dominio creciente de la comunicación audiovisual. Ha sido objeto de análisis e investigación a nivel internacional. Entre nosotros, el tema reclama atención de primer orden ante el deterioro en el empleo de la lengua
que concita preocupación en amplios sectores sociales. Por distintas vías se ha manifestado la necesidad de conceder la debida jerarquía al
aprendizaje del idioma, no solo mediante el manejo de la gramática, sino a través del entrenamiento en la comprensión de textos literarios.

El dominio del idioma asociado a la comunicación humana y a la capacidad de forjar en los educandos el ejercicio de un pensar independiente, crítico y creativo, abierto al acceso al conocimiento y a la búsqueda permanente de la innovación, resulta reclamo fundamental de esta época. Constituye un integrante inseparable, junto a la historia y las matemáticas, de la tríada de disciplinas que, más allá de lo instrumental, se distinguen por su carácter formador.

Preservar el potencial de riqueza y expresividad de la palabra y diseñar estrategias en función del presente y, sobre todo, con vistas
al futuro de las criaturas que están naciendo, cuando los mensajes telegráficos dominantes en el empleo de los teléfonos celulares suplantan el arte de la conversación, bloquean el diálogo productivo, interfieren la transmisión de saberes, castran el impulso creativo de la imaginación y limitan el acercamiento sensible entre los humanos, son demandas impostergables.

La complejidad del desafío compromete a la familia y a la escuela, pero trasciende delimitaciones institucionales compartimentadas. Desde
el amanecer, la comunicación preside, tanto como el oxígeno que respiramos, la totalidad de nuestro existir. Se manifiesta en la zona
más íntima del hogar, en el tránsito por las calles, en la prestación de servicios, en las fórmulas de una convivencia civilizada, en el tejido de las redes de la información que nos conectan con la realidad del país y con los derroteros del acontecer internacional. Comprender
la magnitud del problema es paso indispensable para afrontar la búsqueda de las soluciones.

Cultura e identidad arropan el territorio de la espiritualidad, residencia de los valores que nos definen como pueblo. Perduran y se transmiten a través de la lengua que hemos heredado. Cuidemos de ella en los mensajes que animan nuestras calles, en los medios de comunicación, en el ámbito de la escuela y del centro de trabajo. Podemos hacerlo ahora mismo. Mientras tanto, para precisar estrategias a largo plazo, convoquemos al análisis y la reflexión. Ante la complejidad de los problemas, pensar es un modo de ir haciendo.

Tomado de Juventud Rebelde

http://www.juventudrebelde.cu/index.php/opinion/2018-05-19/closed

Publicado: Sábado 19 mayo 2018 | 09:21:59 PM

«En Román Paladino: La ‘Glosa 89’ el primer texto español»

Frente a quienes sitúan los orígenes del castellano en el ‘Cartulario de Valpuesta’, el autor mantiene que es en la llamada ‘glosa 89’ donde se encuentra el primer testimonio de una lengua que «con sus vaivenes y sus crisis» se ha convertido en universal

 

Se ha publicado recientemente la noticia de que la editorial ‘Siloé, Arte y Bibliofilia’ ultima una edición facsimilar del Cartulario de Valpuesta (Becerros Gótico y Galicano). En ese artículo, los entrevistados -los dos editores de la obra- otorgan a la documentación altomedieval de Valpuesta el rango de «los registros más antiguos del castellano», incluso anteriores a las mismas Glosas Emilianenses. Como estudioso de estos temas desde hace ya muchos años, creo que puede ser oportuno ofrecer algunas aclaraciones o precisiones, solo algunas y sencillas, en torno a esta compleja cuestión.

1.- ¿La atribución de la máxima antigüedad a estas escrituras romances de Valpuesta, que recoge dicha noticia periodística, pone realmente en cuestión la tesis hasta ahora defendida de asociar los orígenes del español con el escritorio de San Millán de la Cogolla?

No, en modo alguno. Y ¿por qué? Por las razones siguientes, fáciles de comprender:

  1. a) La antigüedad de una lengua debe quedar de manifiesto en todos sus niveles. Es decir, debe darse una primera expresión de características romances en todos los niveles lingüísticos. Al tratarse tan solo de palabras, por ejemplo, estaríamos hablando de la antigüedad del léxico de una lengua, pero no de una lengua en su integridad. Quiere esto decir que ese título de ‘cuna de la lengua’ sólo podría atribuirse estrictamente a un enunciado o conjunto de enunciados donde estén presentes todos los niveles lingüísticos que constituyen los modos de hablar que llamamos lenguas: los niveles gráfico, fonético, gramatical (morfológico y sintáctico), lexicológico y semántico.
  2. b) Un texto en romance es aquel que, con un sistema gráfico romance refleja todos los niveles lingüísticos de una lengua, incluida la pronunciación. Es necesario representar la lengua hablada de una nueva manera, desde las palabras hasta los sonidos pasando por la morfología y la sintaxis. Por esta importante característica sobresalen los testimonios emilianenses de las glosas respecto de otros hispanos donde se sigue escribiendo la morfología hablada con la ortografía latina. En efecto, los monjes de Suso se esforzaron por dotar de nuevas reglas ortográficas al romance, de dejar de escribir la lengua hablada total al modo tradicional, a la latina, para pasar a una escritura innovadora, una nueva técnica fonográfica, la escritura a la española.
  3. c) La riqueza y complejidad cognoscitiva y física, en su realización, de una lengua requiere unos mínimos de expresión para reconocer en ella alguna de sus admirables singularidades específicas. Y el texto constituye, a mi juicio, la unidad indispensable, esto es, el enunciado escrito donde todas sus secuencias de significado están cohesionadas o relacionadas entre sí, por lo que transmiten un mensaje coherente, es decir, un mensaje que adquiere una unidad de sentido.

2.- Pues bien ¿se ajusta el Cartulario de Valpuesta a estos criterios?, ¿cumple estas indispensables condiciones? Es evidente que no:

– No contiene textos en romance, sino simplemente palabras romances.

– Lejos de presentar todos los niveles de la lengua, se limita casi exclusivamente a uno solo, al nivel léxico. Los documentos recogidos en los dos cartularios de Valpuesta, donde el valor lingüístico es sin duda muy apreciable, no alcanza a la totalidad de los niveles de nuestra lengua. La antigüedad, insistimos, ha de valorarse rigurosamente, esto es, con referencia a la manifestación de un estado de lengua en todas sus dimensiones. Porque, si se alude a una antigüedad parcial, a la específica de un solo nivel, por ejemplo, a la correspondiente al ámbito lexicológico, se podría objetar con toda razón que otros niveles, como el sintáctico, nuclear sin duda en la constitución de cualquier lengua, hunde sus raíces, para muchos, en las varias Vetus latinas (siglo II) y la Vulgata (siglo IV) o incluso, para otros, en los textos del latín vulgar anteriores a nuestra era. Sin pasar por alto las palabras que ya dejaron de pertenecer al lexicón latino, por ejemplo, en los escritos de Isidoro de Sevilla o en los viejos glosarios hispanos, como el Liber glosarum del siglo VIII, cuya copia se llevó a cabo en Hispania. Ni tampoco deberían silenciarse, parece evidente, las formas de contenido semánticas que hoy compartimos con los hablantes de la Romania de cualquier tiempo.

Por lo tanto, los documentos valpostanos no pueden ser considerados testimonios romances, sino unos escritos latinos en donde aparecen palabras romances. La antigüedad del cartulario de Valpuesta es, sin duda, un valor de gran interés para la lexicología romance, pero no presenta las credenciales suficientes para la reivindicación específica de los orígenes del castellano. En este sentido, la prudencia y cautela de los especialistas castellanos, lejos de tener que ser recriminadas, tienen que ser comprendidas.

3.- Por el contrario, la llamada ‘glosa 89’, escrita en el folio 72r del códice emilianense 60, sí es un texto iberorromance propiamente dicho: el primer texto romance en el sentido genuino del concepto de texto.

– Es el primer texto iberorromance que reúne las dos condiciones anteriores:

  1. a) Constituye la primera manifestación en todos sus niveles lingüísticos de la lengua iberorromance.
  2. b) Y también por primera vez, intencionadamente, está escrito en su integridad (el léxico, la gramática y los sonidos del habla) de una nueva manera, a la española. Es el primer testimonio, de extraordinaria entidad lingüística y cultural, donde con notoria solvencia y llamativa limpieza se expresa completamente y por vez primera el habla romance de la Hispania altomedieval.

Por todo ello, dentro de la notable producción filológica y lingüística del monasterio emilianense (glosas, glosarios, innovaciones ortográficas, Becerro Galicano, Berceo, etc.), debe ocupar el centro de la atención y del estudio de los orígenes del español la así llamada ‘glosa 89’ o ‘doxología’, de cuya edición paleográfica doy aquí mi versión, muy fiel al original: «Cono aIutorio . < d e > nuest r < o > dueno . dueno christ o . dueno salbatore . qual dueno get ena honore . equal due n no tienet . Ella mandatjone . cono patre cono sp irit u s an c t o enos sieculos . delosieculos . facanos d eu s om ni p o t en s tal serbitjo fere . ke d e na n te ela sua face gaudioso segam us . Am em».

Quiero destacar que esta ‘glosa’ fue ya considerada por un reconocido especialista, Díaz y Díaz, como «el primer texto escrito en román paladino”, un texto en el que los hispanistas deberían centrar más su estima porque «es ahí donde ya está la lengua que con sus vaivenes y sus crisis de crecimiento se ha convertido en una lengua universal».

Además, atendiendo incluso a la cuestión de la antigüedad, mis últimas investigaciones descubren en la ‘glosa 89’ un texto con un estado de lengua desde luego muy anterior a la segunda mitad del siglo XI, fecha en la que algunos la datan, principalmente porque es muy difícil concebir el estado de la lengua de la ‘glosa 89’ como el correspondiente a una época solo un siglo y medio anterior a Gonzalo de Berceo. Por cierto, el poeta riojano ha enriquecido el vocabulario culto como nadie lo ha hecho con tal intensidad en la literatura española. Es decir que gracias a él, no hay que olvidarlo, nos entendemos hoy.

Índice de contenido-Tercera época

 2000   Vol. 5, enero-diciembre.

Sumario

  • 90 años. Ángel Augier, maestro del ensayo y la crítica / Luis Suardíaz
  • La poesía de Roberto Fernández Retamar / Federico Álvarez
  • Poesía y creación en César López / Enrique Saínz
  • ¿Cuál es el nombre oficial de la República de Cuba / Sergio Valdés
  • Sobre las nuevas normas ortográficas de la Academia / Sergio Valdés
  • ¿Cuáles son los veinticinco libros cuya lectura usted recomienda en primer lugar a la juventud cubana? / Enrique José Varona
  • Reunión de Directores de las Academias / Salvador Bueno
  • Un interés común de los hermanos Humboldt: el estudio de las lenguas / Sergio Valdés
  • Académicas

2001   Vol. 6, enero-diciembre.

Sumario

  • Lo que ocurrió en Valladolid /  Salvador Bueno
  • Las facetas creadoras de Marcello Pogolotti /  Salvador Bueno
  • Labrador Ruiz en mi memoria /  Humberto Arenal
  • La Haban, ojo de paloma /  Enrique Labrador
  • Cuatro poetas en su centenario /  Enríque Saínz
  • Informe sobre la visita del director de la Real Academia Española
  • Despedida a Camilo José Cela, el escritor /  Salvador Bueno
  • Memoria sobre la obra literaria de Regino Pedroso /  Dulce María Loynaz

Leer más …

Índice de contenido-Segunda época

Segunda época  (no apareció en 1962 ni 1963)

1964   Vol. XI, No. 1, enero-diciembre.

Sumario

  • Los cincuenta años de vida literaria de José María Chacón y Calvo / José Olivio Jiménez
  • Armando Godoy, poeta cubano- francés / Agustín Acosta
  • En recuerdo de Armando Godoy / José María Chacón
  • Inés de Castro: verdad y fantasía / Antonio Iraizoz
  • Modos y m odas de hablar mal / Juan Fonseca y Martínez
  • Poesía española 1962-63 / José Olivio Jiménez
  • Elogio del Dr. Evelio Rodríguez Lendián / José María Chacón
  • Max Henríquez Ureña, historiador de la literatura cubana / Raimundo Lazo
  • Evocación de Julián del Casal / Agustín Acosta
  • Bibliografía del Dr. Juan Miguel Dihigo y Mestre / Ernesto Dihigo y López trigo
  • Nota Preliminar
  • Abreviaturas
  1. Lingüística
  2. Etimología y léxicos
  • Idiomas
  1. Consultas gramaticales y de otra índole
  2. Filología clásica y arte
  3. Literatura
  • Historia
  • Elogio y estudios sobre personas
  1. Notas bibliográficas
  2. Notas necrológicas
  3. Universidad de La Habana
  • Notas universitarias
  • Escuelas públicas y otros centros docentes
  • Congresos y viajes
  1. Discursos varios
  • Traducciones
  • Miscelánea

Leer más …

Índice de contenido-Primera época

 

1952   Vol. I, No. 1, enero-marzo.

Sumario

  • Propósitos
  • Presencia de Cuba en el Congreso Académico de México
  • Valoraciones / Medardo Vitier
  • Razones que abordan la iniciativa de instaurar una Academia de la Lengua en Puerto Rico / Juan J. Remos
  • Un tributo a Martí / Félix Lizaso
  • El léxico cubano del Dr. Juan Miguel Dihigo / José María Chacón
  • Palabras en la sesión de clausura del Congreso / José María Chacón
  • El Día del Libro en la Academia Cubana / José María Chacón
  • Bachiller y Morales y La Historia de las Letras Cubanas / Juan J. Remos
  • Día del Libro / Emeterio S. Santovenia
  • La poesía de Doña Salomé / José María Chacón
  • Salomé Ureña: la mujer, la educadora / Félix Lizaso
  • Sor Juana Inés de la Cruz / Raimundo Lazo
  • Agredir y transgredir o trasgredir / Enrique Rodríguez Herrera
  • Palabras: (Ojituerto) / E.R.H.
  • Duelos de la Academia
  • De libros
  • Noticias

1952   Vol. I, No. 2, abril-junio.

Sumario

  • Estimación del Quijote / Medardo Vitier
  • Caracteres de las situaciones en el teatro de Tirso de Molina / Juan J. Remos
  • ¿Cuál es el texto del “Quijote” que debe tomarse por modelo? / Esteban Rodríguez Herrera
  • Caracterización y balance del Modernismo en la literatura hispanoamericana / Raimundo Lazo
  • Don Ricardo del Monte y Rocío / José María Chacón
  • Escorzo de Miguel Figueroa / Miguel Ángel Carbonell
  • Palabras sobre Miguel Figueroa / José María Chacón
  • Grandeza de Miguel Figueroa / Emeterio S. Santovenia
  • Esquema de Eugenio Montes / Miguel Ángel Carbonell
  • Necrologías
  • De libros
  • Noticias

1952   Vol. I,  No. 3, julio-septiembre.

Sumario

  • Córdoba, lejana y sola / John Balfour
  • Don Rafael Montoro, ateneísta / José María Chacón
  • Perfil de nuestras letras / Jorge Mañach
  • Algunos retoques a la crítica de “La Gitanilla” / Raimundo Lazo
  • Cuba e Brasil, hermanos que se desconocen / Tenorio D´Albuquerque
  • La gramática, el lenguaje y los periódicos / Esteban Rodríguez Herrera
  • De libros: el Boletín Caro y Cuervo / José María Chacón
  • Necrología: Don José Rubén Romero / José María Chacón
  • Noticias

Leer más …

Los premios Alejo Carpentier de Narrativa y Ensayo, y el de Poesía Nicolás Guillén, que convocan por la editorial Letras Cubanas, las fundaciones Alejo Carpentier y Nicolás Guillén y el Instituto Cubano del Libro, fueron otorgados este lunes en La Habana. El jurado del Premio Carpentier de Novela premió al libro «Caballo con arzones», de Ahmel Echevarría, mientras que en Ensayo resultó ganador Roberto Méndez Martínez con «Plácido en el laberinto de la Ilustración». El Premio Alejo Carpentier de Cuento fue declarado desierto en esta oportunidad.

El Premio de Poesía Nicolás Guillén fue para el cuaderno «El país de la Siguaraya», de Jamila Medina Ríos.

Los laureados recibirán sus premios el viernes 17 de febrero en la Fortaleza de La Cabaña, en el contexto de la Feria Internacional del Libro.

Un cuervo de blanco plumaje en la filología hispanoamericana.

Apuntes sobre Rufino José Cuervo

Por: Maritza Carrillo Guibert

Günther Schütz, reconocido compilador del epistolario de Rufino José Cuervo con eminentes filólogos europeos, recoge un pasaje sobre los vínculos del bogotano con el germanista Friedrich Pott con el que deseamos comenzar nuestras palabras de reconocimiento a la figura y a la obra de Cuervo. Nos cuenta Schutz que, Cuervo decidió enviarle un ejemplar de la segunda edición (aumentada y corregida) de sus Apuntaciones al lenguaje colombiano con el propósito de oír los comentarios del especialista sobre la obra. Al recibirla, Pott expresó que el descubrimiento de un filólogo de la talla de Cuervo en (una entonces ignorada porción del mundo para los científicos europeos) le resultaba tan rara como la aparición de un cuervo de blanco plumaje. Pero no sería Pott el único sorprendido, pues Cuervo había tenido el acierto de hacer circular sus Apuntaciones… entre otros especialistas alemanas con el propósito de establecer una relación profesional que contribuyera a enriquecer su obra con oportunas y sólidas observaciones, así como también a ampliar su formación en la ciencia del lenguaje. Leer más …

Programa de actividades por el 90 Aniversario de la Academia Cubana de la Lengua

Día 29- 10:00 a.m. 10.20 a.m.

Cancelación de sello conmemorativo del Aniversario 90 de la fundación de la Academia Cubana de la Lengua. Firmarán la cancelación Nancy Morejón, directora saliente, y Rogelio Rodríguez Coronel, director entrante. Por el Ministerio de Comunicaciones de Cuba, la Directora General de Organización, Marisela Fong Rodríguez.

10:30 a.m. 12:30

Sesión Extraordinaria del Pleno de la ACuL a solicitud del Director de la RAE y Presidente de ASALE, don Darío Villanueva.

Día 30 – 4:00 p.m.- 6:00 p.m.

Sesión solemne y pública del Pleno de la ACuL en el Aula Magna del Colegio Universitario de San Gerónimo.

PROGRAMA

  • Apertura de la sesión por el Director de la ACuL, Dr. Rogelio Rodríguez Coronel.
  • Semblanzas de D. Darío Villanueva, D. Francisco Javier Pérez y Guillermo Sánchez Borbón.
  • Entrega de Diplomas de Miembro Correspondiente de la ACuL al Presidente de la Asociación de Academias y Director de la RAE, don Darío Villanueva (español), al Secretario General de ASALE, don Francisco Javier Pérez (venezolano) y a don Guillermo Sánchez Borbón, escritor y académico panameño, en homenaje por el Aniversario 90 de la hermana Academia Panameña de la Lengua.

Breves palabras de agradecimiento.

  • Homenaje de la Academia Cubana a la Academia Panameña de la Lengua en su también 90 Aniversario, con la entrega de un Diploma, a Dª. Margarita Vásquez Quirós, presidenta de dicha academia.
  • Homenaje de la Academia Panameña al escritor y académico cubano Roberto Fernández Retamar, haciéndolo Miembro Correspondiente de la misma.

Breves palabras de agradecimiento

  • Palabras de clausura por el Dr. Rogelio Rodríguez Coronel, nuevo director de la Academia Cubana de la Lengua.
  • Cierra el acto la actuación de la coral Schola Cantorum Coralina, de Alina Orraca.

Nombrados Miembros Correspondientes Don Darío Villanueva, Don Francisco Javier Pérez y Don Guillermo Sánchez Borbón.

Han sido nombrados  Miembros Correspondientes de la Acul, el  Director de la Real Academia Española y Presidente de la ASALE,  Don Darío Villanueva, el Secretario General de la ASALE, Don Francisco Javier Pérez y el Miembro de Número de la Academia Panameña de la Lengua y notable escritor, Don Guillermo Sánchez Borbón, quienes serán recibidos en sesión solemne y pública, el día 30 de septiembre de 2016 a las 4:00 p.m. en el Aula Magna del Colegio San Gerónimo de La Habana.