Celebrado el Taller “Lengua, Cultura, Nación: Cuba ante la necesidad del diseño y formulación de una Política Lingüística”

20200124_091909

Celebrado el Taller “Lengua, Cultura, Nación: Cuba ante la necesidad del diseño y formulación de una Política Lingüística”

Con la presencia de representantes de ministerios, organismos e instituciones del país y de especialistas de la lengua y la literatura se celebró el pasado 24 de enero en el Palacio del Marqués de Arcos el Taller “Lengua, cultura, nación: Cuba ante la necesidad del diseño y formulación de una política lingüística”, convocado por la Academia Cubana de La Lengua, y dedicado al 167 aniversario del natalicio de José Martí y al Dr. Roberto Fernández Retamar.
El objetivo esencial del Taller fue dar a conocer, analizar y debatir la urgencia de encauzar, desde múltiples perspectivas, temas como la relación entre lengua, cultura, nación e identidad; la enseñanza de la lengua española en su variedad cubana; los modelos lingüísticos; la lengua española en los espacios públicos; el papel de las lenguas de contacto; la influencia de las tecnologías en el desarrollo y los cambios de la lengua y el uso de la lengua en los medios de difusión y de comunicación.
En sesión plenaria, el director de la Academia Cubana de la Lengua, Dr. Rogelio Rodríguez Coronel, leyó la Declaración de la Academia Cubana de Lengua dada a conocer el 23 de abril del año 2016 en ocasión de celebrarse el Día del Idioma. Seguidamente la académica Marlen Domínguez introdujo el tema, señaló sus antecedentes así como el estado actual. Destacó por qué es necesaria una política lingüística, cuál sería su objetivo y la manera en que entre todos podemos construirla.
Posteriormente, de acuerdo con el programa, los participantes se distribuyeron en comisiones de trabajo que versaron sobre los temas propuestos para desarrollar el Taller. Entre las ideas compartidas hubo consenso en la necesidad de respetar la lengua española y su variedad cubana como símbolo, al mismo nivel del resto de los símbolos nacionales; en la necesidad de formación jurídica en términos de lengua, y de formación y superación de los maestros de todas las materias, de modo que puedan convertirse en verdaderos modelos lingüísticos. Los participantes propusieron la inclusión atinada e inteligente en los programas y planes de estudio de la variedad cubana de la lengua española, del cultivo de la expresión oral, así como de una enseñanza de la literatura y la lengua despojada de enfoques memorísticos y reproductivos.
En relación con el uso de la lengua en los espacios públicos y en los medios digitales se hizo patente la preocupación por la ausencia de modelos lingüísticos en estos ámbitos; carencia que en buena medida se relaciona, según las opiniones, con problemas de formación en las personas encargadas de gestionar los contenidos. Con respecto a los contactos entre lenguas en espacios comunicativos turísticos y en comunicaciones científicas los participantes se manifestaron en favor del bilingüismo, siempre priorizando nuestra lengua materna.
En sentido general destacaron las ideas de que la preocupación por la lengua y su enseñanza no es tarea exclusiva de los especialistas y profesores de español y de que es importante hacer un llamamiento para propiciar que los medios sistematicen el cultivo de la lengua y la sensibilización hacia los valores identitarios de la nacionalidad cubana.

20200124_092009
Luego de concluir el trabajo en las comisiones, los participantes se reunieron nuevamente en sesión plenaria, donde la académica Ana María González dio lectura a las relatorías de cada una de las comisiones y se refirió a la importancia del encuentro como un primer paso en la difícil tarea de pensar en una política lingüística para nuestro país. Insistió en la necesidad de continuar discutiendo sobre las ideas en las que tenemos acuerdo y sobre aquello en lo que todavía no lo hemos alcanzado, porque la reflexión sobre política lingüística solo puede avanzar como resultado de un trabajo colectivo y una búsqueda de consenso.
Finalmente el Dr. Rogelio Rodríguez Coronel señaló que el tema no puede ser subordinado a un organismo específico, bajo cuya esfera de influencia no caigan otros, por lo que se considera que es la Asamblea Nacional del Poder Popular el órgano que puede coordinar los esfuerzos que se realicen en este sentido. En consecuencia, informó que la Academia Cubana de la Lengua hará llegar a esa instancia, a través de su órgano de relación, la Oficina del Historiador, los resultados del debate que se produjo en cada comisión, así como los de una encuesta realizada a los participantes, y en otras ocasiones a los académicos cubanos y a los integrantes de la Subcomisión Nacional de Español, en la que se les pidió que mencionaran qué tres aspectos no podrían faltar a su juicio en la formulación de una política lingüística en Cuba.
Asimismo, el director de la Academia Cubana de la Lengua dio las gracias a todos los participantes y los convocó a seguir el tema con sistematicidad para obtener mayores resultados que permitan ratificar la idea de que la variedad cubana de la lengua española es el soporte idiomático de nuestra cultura e identidad nacionales.

Share and Enjoy